Idioma

About This Project

Ya es una realidad. China ha logrado posicionar el mandarín en el panorama internacional como “el idioma del futuro”. Cada año más jóvenes estudiantes y gente de negocios optan por aprender chino como lengua extranjera. La creciente importancia de aprender este idioma se hace palpable en universidades de todo el mundo que han incluido en años recientes el mandarín en los programas de estudios, sobre todo en aquellos relacionados con los negocios.

Para el estudiante que aterriza en China, el aprendizaje del mandarín es más que una ventaja competitiva en el mundo laboral: aprender chino es además una llave para la expansión del conocimiento, puesto que solo así se logra disfrutar de todo lo que significa China, su cultura e historia. A partir del aprendizaje de la lengua y la interpretación de ideas, se produce un acercamiento más real de dos culturas diferentes, favoreciendo el entendimiento mutuo.

Se estima que hay 874 millones de hablantes nativos de chino en el mundo, muy por encima del inglés y el español. Tradicionalmente se ha considerado un idioma muy difícil de aprender por su escritura. Sin embargo, la adaptación de los caracteres tradicionales al Pinyin utilizando el alfabeto romano facilitan enormemente el aprendizaje de este idioma que -pese a lo que se pueda pensar- tiene una gramática muy sencilla.